12.11.08

De casualidades y otras cosas

Dentro de mis tantas aventuras en el transporte publico, existen puras casualidades como toparme de ida para mi casa con el mismo hp que huele a mierda justo al lado de la unica silla vacia del bus y ni a bate me voy de pie en el viaje de 1 hora!
O cuando un indigente esta en el bus, inocentemente le paso en monedas lo de mi pasaje; cuando me percato del olor a calle, el tipo me esta empujando, sale del bus y luego el sr conductor me pide otra vez lo del bus. Que que??? Ud tiene mucho huevo, yo sin saber le di al man y quien le manda recoger a indigentes, y si quiere venga y bajeme!!!

No soy una persona que crea en las casualidades, pero que la misma accion se repita tres veces, noooo; aunque debo aceptar que es un dejavu encantador.
Me he subido 3 veces al bus que me lleva para mi casa pero que me da mas vueltas y en la silla del costado derecho del bus, justo en un lugar intermedio, con una mirada perdida por el cristal hacia la calle esta ella. Tiene un amirada indescifrable, se le ve triste y cuando gira para ver su nuevo compañero de asiento, sonrie, me mira de arriba a abajo y sigue concentrada en la calle. Yo solo la veo, y tambien sonrio.

Justo antes de bajarme me pide permiso, yo inmediatamente asiento repitiendo esa accion, solo para no quedarme con la curiosidad de saber donde vive y oh sorpresa, si nos separan 3 calles, no lo hacen 4. y asi concluyo ese dia!

Repetido en horario, lugar y bus me encuentro exactamnte en la misma situación del dia anterior, solo que ella se queda un poco atonita por la coincidencia! Su cabello es hermoso, sus uñas arregladas y de nuevo sus grandes ojos claros, que me impactaron por segunda vez. Recuerdo como su nombre Ana, tal vez de unos 18 años, dentro de sus pertenencias esta un relog al parecer muy fino que me dio la hora exacta 3 veces, mientras mi celular respondia "bateria baja" al intentar prenderlo.

Fue un encuentro sencillo, de una mujer sencilla con un hombre complejo, que la recuerda con curiosidad, pensando si otro dia la vida la vuelva a tener a su lado!

3 que contestan:

Sebastián Dávila dijo...

Sherlock Holmes no creía en las casualidades. Pero a veces uno nunca sabe.

Buen diseño.

Saludes

Vlad Tepes dijo...

Mi so: La verdad no me es posible asegurar si existen o no las casualidades (y el que se lo afirme o refute lo consideraria bastante osado). Sin embargo, el problema radica en que si se asumen como existentes cabe la posibilidad de caer en una suerte de determinismo que a su vez conduce a desidia pues, si todo esta determinado, ¿pa que carajos nos esforzamos por cambiar las cosas si ya todo esta escrito?.
Lo suyo me parece mas como un feliz acontecimiento para ud y una terrible eventualidad para la señorita jajaja.
Por otra parte, ud deberia saber muy bien que, para nuestra puerca vida, una muestra de 3 dias no es suficiente para concluir. Mas bien dediquese a aumentar el tamaño de la muestra.

P.D.: Me puede explicar que diantres es un relog?. O sea, esta bien que estudie una vaina en la que la gramatica y la ortografia importan un trasero pero no hay que darse garra jajaja.

AtsuiAngel dijo...

Siempre pasa esas cosas en los buses. Pero más de dos veces no es coincidencia. O bueno, no creo que existan. Pero de todas maneras, vale la pena el intento, o no te animas?

A mi me pasaba varias veces con un tipo que veía en el bus, me gustaba su forma de vestir, bien vestido y ordenado. Y se bajaba en Zona Franca...Más de quince coincidenciales encuentros y ni una sola palabra. Sólo estúpidas sonrisas y miradas mal simuladas. No se puede evitar pensar en tal o cual cosa, pero nah...Ya tengo mi lobo...XD